QUINES SOMOS?
     VACANTES

La Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (LAICA), es una corporación no estatal con personería jurídica propia sometida al derecho publico encargada de comercializar el azúcar de producción nacional, así como velar por el total y óptimo aprovechamiento de las mieles y demás subproductos, inspeccionando su procesamiento industrial y controlando su mercadeo y calidades.

La agroindustria nacional cobija a 7 mil productores y 16 ingenios y permite que las 51 mil hectáreas sembradas y los 6,8 millones de bultos de 50 kilos de azúcar (4 millones son para el consumo nacional) de producción anualmente, se conviertan en un importante aporte al Producto Interno Bruto y la economía del país. El excedente azucarero se exporta a todo el mundo: Rusia, Marruecos, China, Estados Unidos y el Caribe

Los cañeros costarricenses se encuentran organizados desde inicios de la década de los años 40, cuando la distorsión del mercado los obligó a unirse para conformar la Junta de Protección a la Agricultura de la Caña. Pero es a partir de 1965 que, por ley, se crea la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (LAICA), cuyo objetivo básico es coordinar la producción, industrialización y comercialización de la caña de azúcar en el país, velando por el mantenimiento de relaciones buenas y equitativas entre los productores de caña y los ingenios de azúcar. LAICA entonces compra, almacena, distribuye, vende, exporta y asesora a sus integrantes, en el mercado.

LAICA, también, promueve investigaciones y brinda asesoría técnica que mejoran la agricultura de la caña y los procesos de elaboración del azúcar, a través de la Dirección de Investigación y Extensión de la Caña de Azúcar (DIECA), sin dejar de lado la producción, rectificación o transformación de alcohol. Actualmente cuenta con 10 Centros de Abastecimiento y Distribución ubicados en puntos estratégicos del país y desde 1975 dispone de un moderno puerto marítimo para la comercialización del azúcar, el alcohol, las mieles y otros subproductos.

LAICA dentro de su estructura organizativa cuenta con dos divisiones:
a. División Corporativa regida por el derecho público y
b. División de Comercialización regida por el derecho privado.

La primera representada por una Junta Directiva y la segunda a cargo de un Consejo de Comercialización, la cual se encarga de las actividades de comercialización y su financiamiento.

Filosóficamente, la Liga sigue los lineamientos democráticos costarricenses, al estimular la participación, en este mercado, de los pequeños y medianos productores, por medio del apoyo tecnológico y la defensa de sus derechos. La estructura de tenencia de tierra demuestra que el 90% de los entregadores de caña poseen unidades productores menores a 7 hectáreas, lo que destaca su importancia y representatividad.